Mantenimiento de la puerta de tu garaje en invierno

[toc]

Si el frío llega sin llamar a la puerta, con estos seis consejos tu garaje conseguirá vencerlo

Aún no ha llegado el invierno, pero por si aún no lo habías notado, el otoño comienza con su antesala, y este año más que nunca ha llegado de golpe y sin avisar. Para conseguir evitar sorpresas mayores, es importante que, antes de que lleguen las grandes heladas del año o sus consiguientes nevadas, inspecciones a fondo todas las puertas de tu hogar. Desde Puertas Inn Distribuidor estamos seguros de que no querrás encontrarte con la nada agradable situación de quedarte atrapado en tu garaje porque la puerta no se abre a causa del frío.

Es por eso por lo que nuestros profesionales te recomiendan una rápida revisión y puesta a punto -no te llevará más de 30 minutos- para que pongas a punto tu garaje antes de que el frío invierno llegue.

Verifica que tu mando a distancia funcione

Normalmente, las pilas convencionales que conforman cualquier mando a distancia, duran 12 meses aproximadamente. Aunque, si bien es cierto, en temperaturas extremas, las baterías suelen consumir más energía por lo que son más propensas a agotarse. Ante estas situaciones, un buen consejo es tener siempre a mano un recambio de pilas. ¡Por si las moscas!

Revisa la batería del receptor externo

Una vez hayamos comprobado el estado de la batería del mando, ahora toca hacer lo propio con el receptor externo. En este caso, la batería del receptor es bastante más sensible ya que tiene una mayor exposición.

Comprueba los contrapesos de la puerta de tu garaje

Para poder comprobar este aspecto, necesitarás desconectar el sistema automático de la puerta de tu garaje para evitar cualquier accidente. Si te resulta muy costoso abrir de forma manual la puerta, significa que debes cambiar los muelles y echar un ojo a los contrapesos. La reparación de estos contrapesos es un proceso excesivamente técnico que necesita ser llevado a cabo por manos de especialista de confianza.

Repasa los burletes y su estado

Antes de que el frío llegue a todos los rincones de tu garaje, debes poner el foco principal en los mecanismos de seguridad que estén más expuestos al exterior. Comprueba a conciencia si los burletes del marco exterior sufren o tienen cierta irregularidad debido al golpeo constante contra el suelo. No te preocupes si es tu caso, simplemente tienes que cambiar estas gomas, un proceso extremadamente fácil.

Lubrica los mecanismos de la puerta

Tienes que fijar la atención el estado de los rodillos, las vías y los muelles. Primero frota las zonas con un trapo mojado en alcohol para eliminar así cualquier resto de grasa y suciedad. Posteriormente, aplica el lubricante, basta con aceite para el motor del coche. Ten cuidado a la hora de aplicarlo porque un exceso de grasa, sobre todo en las vías, puede ser un tanto contraproducente.

Presta especial atención a los sistemas automáticos de la puerta

Para ello, basta con realizar una pequeña prueba, coloca una madera en el umbral de la puerta. Una vez se active el cerrado automático, presta atención al funcionamiento de la puerta. Si en el momento de contacto con la pieza de madera, se resiste a abrirse automáticamente de nuevo, consulta el manual de mantenimiento.

Más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies