Asegura tu vivienda

Aumenta la seguridad de tu vivienda

A la hora de proteger a nuestra familia y nuestro hogar, cuanta más vigilancia mejor. Por ello, la elección de una puerta acorazada acorde con las medidas necesarias es vital. En los últimos años en España han aumentado considerablemente los robos en hogares y negocios, ya que cada dos minutos se produce un robo. Esto incita, cada vez más, a los diferentes propietarios a instalar en sus viviendas puertas con seguridad reforzada, poniéndoselo así mucho más difícil a los ladrones, incluso imposible.

La seguridad no es un gasto, es una inversión

La situación económica ha provocado un aumento de robos en viviendas vacías. En tan solo un par de horas y sin personas en el interior los ladrones pueden forzar una cerradura o una puerta y desvalijar nuestra casa de objetos de valor. Por ello, a pesar del coste, poner una puerta acorazada es una inversión necesaria en nuestro domicilio.

Tener en cuenta la ubicación de la vivienda

Un aspecto muy importante a la hora de colocar una puerta más segura es la ubicación del hogar o local donde se quiere poner. Evidentemente, no requerirá el mismo tipo de puerta una vivienda que está ubicada en una comunidad de vecinos o dentro de un bloque de pisos, que un chalet o adosado, es decir, una vivienda que da directamente al exterior. Si se encuentra, además, en una urbanización, la seguridad debe aumentarse, ya que los ladrones suelen tener estos lugares como principal objetivo para sus robos.

Así, si tu vivienda da directamente al exterior, no dudes en que necesitas el máximo nivel de seguridad en la puerta de tu hogar.  Además, si se trata de una casa de campo o un chalet, debe ser capaz de soportar las diferentes inclemencias climatológicas que le afectarán a lo largo del año, como por ejemplo, la humedad. Así, la madera en este caso no sería recomendable.

¿Blindada o acorazada?

Las puertas blindadas son de madera, mientras que las acorazadas están formadas por un material más resistente: el acero. Este, además de ser más seguro, dura más tiempo. La madera, por su parte, tiene más facilidad al desgaste. La cerradura de una puerta acorazada se considera como una de las más seguras en el mercado.

Cerradura

Es muy recomendable que la puerta elegida cuente con una cerradura de gran seguridad. Como hemos visto anteriormente, las más seguras son las acorazadas. Además, conviene poner una cerradura de doble cilindro.

Para abrir este tipo de cerradura es necesario una llave, tanto desde el exterior como desde el interior. En lo que siempre hay que fijarse es en que estas cerraduras posean una alta calidad. Una calidad de 4 o superior a ella supone una gran calidad en la puerta, y con ello, una gran seguridad. Estas pueden soportar la acción de una palanca o incluso golpes con martillos o destornilladores. Esto una cerradura normal no sería capaz de soportarlo.

Mirilla

Para que la seguridad no se reduzca solo a la cerradura y el material, conviene instalar una mirilla. Gracias a ella la persona que tenga que abrir la puerta puede mirar a través de ella quién se encuentra al otro lado de la puerta.

Más información sobre seguridad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies