Puertas blindadas y acorazadas

Diferencias entre puertas blindadas y acorazadas

Según un informe publicado por el Ministerio del Interior, en España cada 2 minutos se efectúa un robo.

Debido a un incremento de estos en los hogares, la inseguridad a aumentado considerablemente, lo cual a llevado a muchas familias a preguntarse por los diferentes sistemas de seguridad en los cuales sería conveniente invertir, empezando por la puerta principal de la vivienda. Es importante saber qué puerta es más aconsejable instalar. Lo que hace que nos planteemos cuál es la diferencia entre puerta acorazada y puerta blindada.

El componente principal que diferencia una puerta acorazada y una puerta blindada es la plancha de acero que se instala entre las placas de la madera, también la cantidad de acero que tiene una puerta acorazada es superior que la que tiene una blindada. Además de sus características, el tiempo de fabricación y precios son distintos.

A continuación detallamos cuales son las características de cada puerta:

puertas de seguridadPuerta acorazada

Es una puerta de acero, fabricada con planchas del mismo material, el cerco es de metal elaborado en chapa de hierro de entre 1,5 y 2,5 milímetros de grosor, el interior de la puerta esta constituido completamente por acero por lo que no hay puntos vulnerables.

 Se instalan con cerraduras de alta seguridad, las cuales tienen varios puntos de anclaje, si se consigue mover uno de ellos, los demás seguirán en el mismo sitio, lo que hará más difícil su apertura, e incluso dichas cerraduras disponen de un sistema delator que bloquea la misma en caso de intento de robo. Se fabrican con una placa de manganeso que protegen a la cerradura en caso de haber vencido el escudo y el bombillo. Incluyen también un escudo acorazado que protege al bombillo, dificultado la extracción, y a su vez brindando más seguridad a la puerta.

La cualidad principal es su gran resistencia a cualquier agresión, considerándose así las más seguras, y aunque su precio sea más elevado, es una puerta que le durará para toda la vida, teniendo en su caso que cambiar los tableros cuando fuera necesario.

Puerta blindada

La estructura de esta suele ser de madera, y en su interior lleva dos chapas de acero. El cerco es de madera con una chapa metálica para así darle más seguridad a la puerta. Se instalan con un bombillo de seguridad y escudo de protección. Aunque cuentan con barras de acero, la madera del interior deja que se pueda abrir mediante palanca introduciéndolas entre los huecos de la madera. Por lo que se suelen reforzar con bisagras anti palanca, además se le pueden colocar cerraduras con diferentes tipos de anclajes en el lateral. Este tipo de puerta es más económica.

En resumen, las puertas acorazadas son puertas de acero adornadas con madera, y las puertas blindadas son puertas de madera reforzadas con acero. En ambos casos, si se solicita, se pueden instalar bombillos anti bumping, anti taladro, anti extracción, anti ganzúa y anti rotura.

Si nuestro objetivo principal es imposibilitar la apertura de nuestra puerta, hemos de decantarnos por la puerta acorazada. Si por el contrario lo que queremos es cambiar la puerta por una con una fachada más resistente, por estética, o simplemente porque un familiar u conocido lo ha hecho, piense en una puerta blindada.

La seguridad de su hogar y de los suyos es esencial, piense que es una inversión en seguridad que le dará una gran tranquilidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies